La Numerología ... Una brújula para guiar tu vida

DIOS TAMBIEN CUENTA.

DIOS TAMBIEN CUENTA.

A través del tiempo, los números han sido relacionados con la religión, las claves numéricas se encuentran en forma de símbolos, sellos, códigos y referencias alusivas a eventos y acciones importantes y determinantes, en cada uno de los textos sagrados de todas las religiones del mundo como La Biblia, La Thora, El Yetzira, El Corán, Los Vedas, La Pitis Sophia, entre otros.

DIOS a través de sus enseñanzas, utilizó las claves numéricas para manifestar el aspecto espiritual del mundo, esto se vuelve algo confuso si solo se interpreta con la inteligencia cerebral, que generalmente busca solo respuestas claras y directas.

El sentido de la enseñanza de DIOS, tiene que ver con la evocación del espíritu, no tiene nada que ver con el secretismo, ni con el tratar de esconder nada a los ojos de los profanos sino que, por el contrario, los misterios y secretos que encierran las claves y códigos numéricos buscan despertar la inteligencia del corazón, es decir, la capacidad que tiene el ser humano de intuir aquellas verdades que se escapan a la razón, buscando mostrar la autentica y oculta realidad de las cosas.

¿Nos dejó DIOS sus mensajes en claves numéricas?

Para algunos de los eruditos que han dedicado su vida a revelar los secretos contenidos en la Biblia, toda palabra es a la vez un número que guarda algún secreto de Dios.

El enigma de los números propiciaba una experiencia, un método una herramienta para el acceso a la esencia de las cosas ya que la realidad no es solamente lo que aparece. Las leyes espirituales que rigen el universo, influyen y están simbolizadas en los números. El conocimiento espiritual y sapiencial de estos números permite vivir en armonía con estas leyes.

Secretos Revelados:

En el Antiguo Testamento se afirma que Dios ha “dispuesto todo con medida, número y peso” (Sb 11,20). Es así que cada número tiene un simbolismo universal.

Cada número posee un significado especial y cada libro de la Biblia está armonizado con la energía de uno de los números fundamentales.

NÚMERO 1:

EL Propósito y el impulso. En l a Biblia el número 1 es utilizado como propósito. Es la unidad de la que procede toda manifestación. Dios es uno y es la fuente de todas las grandes religiones del mundo.
Dios dijo: “Que haya Luz y hubo Luz” Génesis 1:3

  • YO SOY, La luz que penetra toda la creación.
  • YO SOY, la vida universal
  • YO SOY, Amor eterno
  • YO SOY, Todo el poder que es.

NÚMERO 2:

Principio de Formación y gestación: En la Biblia el número 2 genera la dualidad de la conciencia, la superior y la inferior, Luz y obscuridad, vida y muerte, etc. Todos los personajes ilustres de la Biblia se enfrentaron en algún momento de su historia a la encrucijada de tomar una decisión y solo la unión con el poder superior trajo como recompensa la Luz y el poder necesario para vencer la tarea: Abraham, Jacob, Lázaro y Jesucristo.

“Dios se mueve en la superficie del agua para crear”

Dios manifestó en el firmamento; las aguas que estaban bajo el firmamento fueron divididas de las aguas que estaban sobre el firmamento

“y hubo noche y hubo mañana un segundo día “ (Génesis 1:7-8)

NÚMERO 3:

Principio de generación y expresión. En la Biblia es llamado “número divino” se refiere a la conciencia tridimensional y establece la evolución del espíritu, del alma y del cuerpo.

Dondequiera que encontremos un número tres en cualquier historia de la Biblia podremos encontrar la llave de su más profundo significado, buscando su relación con la triple naturaleza del ser humano: Espíritu, cuerpo y alma según el Apóstol San Pablo (Cf. 1 Ts 5,23).

La formación de la Triada o triple poder de la divinidad, es mencionado con frecuencia en relación con las cosas santas Dios es tres: La Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo), símbolo de la “perfección divina”.

El ser humano es tres: Espíritu, cuerpo y alma según el Apóstol San Pablo (Cf. 1 Ts 5,23).

“La palabra era Dios, la palabra estaba con Dios y la palabra se hizo carne y vivió entre los hombres”.

NÚMERO 4:

Simboliza “la manifestación”, el 4 es el número tras el cuál se salda la cuenta. Es aquel sin el cuál nada puede ser conocido, pues es el número de la voluntad, emanan en la tierra las fuerzas espirituales que mas tarden cristalizaron en la tierra como los cuatro elementos: Fuego, aire, agua y tierra, de las cuales están compuestas todas las cosas materiales.

En la Biblia se utiliza el número 4 así como el 40 para señalar períodos de arduo esfuerzo y trabajo donde la voluntad será probada.

Muchos de los personajes Bíblicos pasaron períodos de probación, Cristo ayunó 40 días, hoy se sigue usando en la cuaresma como período de redención en función a su vida material.

NÚMERO 5:

Simboliza a Cristo, el cinco es un número dual porque representa las dos naturalezas la superior y la inferior. El cinco representa los poderes bajo los cuales la humanidad ha alcanzado su estado actual de conciencia
El cinco representa el despertar del “YO SOY” interno, la comprensión del hombre de su poder divino.

En la Biblia se utiliza el número 5 para expresar períodos de transformación, renovación y progreso, mirando hacia el futuro buscando el desarrollo espiritual y dejando de lado los intereses materiales, que los llevaran a una completa reconciliación con el espíritu.

NÚMERO 6:

Simboliza los dos caminos, la elección, es un número que expresa construcción y entrega, La creación se terminó en 6 días, estando el libro del Géneisis armonizado con el número 6.

“Y creó Dios al hombre a su imagen, varón y hombre los creo. Y vio Dios todo lo que había hecho, Y vio que era bueno, y fue la tarde y la mañana del sexto día” (Génesis 1,27: 31)

En la Biblia la vibración 6 está presente en particularmente en las palabras pan y vino y en los acontecimientos donde Cristo alimento y nutrió a otros, La repartición de los peces, las bodas de Caná, La parábola de los sembradores, etc.

NÚMERO 7:

Simboliza “la perfección o plenitud”. Suma del orden espiritual 3 y del orden material 4 y representa al ser humano en su unidad física y espiritual.

“Y Dios descansó el séptimo día de todo el trabajo que había relizado”

En la Biblia el número 7 no representa un descanso sino, la redención del caos y su transformación hacia un orden mas elevado y perfecto.

NÚMERO 8:

Simboliza las facultades del alma consciente y desarrollada. Representa la liberación y el triunfo sobre el opresor.

La vibración ocho se expresa en el Libro del Éxodo, Moisés era una personalidad 8, donde es representada por la difícil realización que es lograda solamente por el mérito, por lo que se le concede el extracto del cual nace la sustancia espiritual de la que se construye la piedra fundamental que da estructura a la tierra prometida.

Esta tierra es el verdadero domino del número 8, es su herencia cósmica, por lo que estará obligado a ayudar a todos aquellos que pidan asistencia. EL ocho deberá siempre marcar el camino hacia el éxito.

NÚMERO 9:

Simboliza la sabiduría. Es el número que gobierna la evolución de la humanidad.
Se da como resultado del número 666, que es el número de la Bestia y que representa la naturaleza no regenerada del hombre que lucha por conseguir su naturaleza superior.

El número nueve es el poder de la sabiduría de la serpiente. Su significado es elevado y santo, y la responsabilidad que lleva es sagrada.

El nueve representa el poder bien empleado pero también el abuso del poder.
Share Button

 
Comentarios

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Usted debe ser logged in para dejar un comentario.