NIÑOSNUMEROS

¿Te has preguntado alguna vez si estas haciendo bien tu trabajo como padre?

La responsabilidad de poder formar seres humanos felices, completos, productivos, individuales, íntegros y  realizados, preocupa constantemente a los adultos, creo que no hay un solo padre del mundo que no daría lo que fuera para saber como debe tratar y dirigir a sus hijos, como motivarlos, como poder empujarlos a poder conseguir el mayor aprovechamiento de todas sus cualidades y habilidades y como finalmente asegurar que su hijo va a ser una persona completamente feliz. La numerología es un de las herramientas que nos da información efectiva y concreta de las fortalezas y debilidades de nuestros hijos, al revisar el número personal y el número de la personalidad de cada uno de ellos podremos identificar claramente:

  • ¿Para qué son buenos?
  • ¿Dónde podrán desarrollar mejor sus habilidades?
  • ¿Cuáles son sus capacidades y potencialidades?
  • ¿Cuáles serán sus puntos más débiles?
  • ¿Cómo hablar con ellos para que entiendan nuestros mensajes?
  • ¿Cuáles son las tendencias negativas que tendrán que sobrepasar?

Todos las personas al nacer adquirimos un mapa numerológico, esto es como el manual de instrucciones de nosotros mismos, por lo que, cada uno debería leerlo y descifrarlo para alcanzar el mejor funcionamiento y logro de su vida. Este mapa numerológico contiene números con ambas polaridades positiva y negativa, los números positivos nos hablan de nuestras fuerzas, nuestras habilidades, capacidades, atributos y en general todos nuestros comportamientos positivos, los números negativos nos alertan de cuales son nuestras áreas de oportunidad, nuestros puntos débiles, los errores que cometemos constantemente y que hacen que las cosas no sucedan como lo estamos queriendo o necesitando; ninguno de nuestros números puede ser eliminado o borrado de nuestro mapa, la única manera de controlarlos  es reconociéndolos y  aceptando que son parte de nuestra persona, para así poderlos controlar.

Cuando alguien se topa con esta herramienta ya en su edad adulta, muchas de las conductas que utilizamos ya están muy arraigadas en nuestro comportamiento y hacernos consientes de ellas para poder modificarlas hacia el polo positivo no es tarea fácil, requiere de mucho auto-análisis y determinación. En el caso de los niños, es diferente, si empezamos a impulsar sus números positivos y a hacer que ellos exploten las habilidades con las que vinieron a esta vida, estaremos garantizando para ellos un desarrollo más pleno y feliz. Esto puede ser realizado de una forma muy fácil, tendremos que observar sus números:

Los niños y sus números:

Número 1 : Si tu hijo nació un día 1, 10, 19 o 28 de cualquier mes.

Número 2: Si tu hijo nació un día 2 o 20 de cualquier mes.

Número 3: Si tu hijo nació un día 3, 12, 21 o 30 de cualquier mes.

Número 4: Si tu hijo nació un día 4,13 o 31 de cualquier mes.

Número 5: Si tu hijo nació un día 5,14 o 23 de cualquier mes

Número 6: Si tu hijo nació un día 6,15 o 24 de cualquier mes

Número 7: Si tu hijo nació un día 7,16 o 25 de cualquier mes

Número 8: Si tu hijo nació un día 8,17 o 26 de cualquier mes

Número 9: Si tu hijo nació un día 9,18 o 27 de cualquier mes

Número 11: Si tu hijo nació un día 11 o 29 de cualquier mes

Número 22: Si tu hijo nació un día 22 de cualquier mes

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario