La Numerología ... Una brújula para guiar tu vida

Cómo utilizar la energía de las fases lunares

Cómo utilizar la energía de las fases lunares

Los cuatro cuartos del ciclo lunar

La Luna hace un recorrido de 29 días, 12 horas y 44 minutos que comienza con la Luna Nueva. Allí muestra su cara no iluminada, al estar entre el Sol y la Tierra. Nuestro satélite continúa creciendo en su viaje, y se va iluminando hasta llegar a ser Luna Llena, cuando se encuentra opuesta al sol respecto a la Tierra. A partir de entonces, empieza a menguar para alcanzar la siguiente Luna Nueva.

Para poder entender como opera en nosotros las características particulares de cada cuarto del ciclo lunar, es importante identificar el momento exacto en el que ocurre, ya que en el período de cambio de fase hay gran tendencia a sentir inestabilidad o tensión.

Se recomienda evitar cualquier tarea que requiera de un desarrollo estable y duradero, ya sea 12 horas antes o después de ese momento, sin importar de qué fase se trate.

Fases Lunares

Fase uno

Energía de comienzos hay que iniciar, sembrar, abrir puertas y aprovechar nuevas oportunidades.

Tiempo excelente para iniciar nuevos proyectos, programas o empresas que queremos que vayan fortaleciendo y creciendo poco a poco. Es el momento de sembrar para poder cosechar mas adelante, tendremos que ser pacientes y perseverantes pero la semilla que sembremos en este tiempo tendrá un desarrollo gradual pero seguro.

Recomendaciones: Cortarse el pelo para que crezca más, iniciar programas de ejercicio, podar plantas para que se fortalezcan, iniciar un negocio, someterse a cirugía reconstructiva, casarse, abrir una cuenta en el banco, etc.

Fase dos

Energía de crecimiento, consolidación y desarrollo.

El impulso naciente de la Luna Nueva debe ser puesto en práctica ahora, cuidado, acrecentado y fortalecido, período ideal para consolidar, nutrir, y hacer crecer lo sembrado en el primer cuarto. Es el momento ideal para implementar, mejorar, modificar, preparar y expandir todo lo que deseemos ver fructificar.

La Luna Creciente es favorable para hacer cambios en viejos hábitos, modos de pensar, actuar y sentir.

Recomendaciones: Este período esta relacionado con fortalecernos y prepararnos mejor para poder lograr la notoriedad y el reconocimiento público, este período se relaciona con divulgar, publicitar o mostrar lo que estamos haciendo, entre mas iluminada vaya estando la Luna el tiempo será más propicio para emprender todo aquello en lo que deseamos ser notados, como inauguraciones, lanzamientos de nuevos productos, campañas publicitarias o promocionales, divulgar ideas o proyectos, celebraciones, fiestas, bodas, ofrecer servicio al público, etc.

Fase tres

Energía de Iluminación, desenlace, introspección, inquietud, culminación y resultado, fruto, etapa final, recolección, productividad, magia, imaginación desbordada, creativa, transformación, plenitud, intensidad, sensibilidad.

¡Momento para recoger frutos no para plantarlos!, Es el tiempo propicio para tomar las cosas con calma y reflexionar sobre lo que se consiguió hasta ahora.

Podemos ver nuestra situación con mayor desapego y claridad, lo que nos ayuda a planear y tomar decisiones para proyectos futuros. Momento en que podremos disfrutar de nuestros logros y prepararnos emocionalmente para cerrar un ciclo. No es el mejor momento para iniciar proyectos nuevos.

Recomendaciones: Este período es para empezar a desacelerar y concentrarnos en recibir, cosechar y esperar resultados de todos nuestros esfuerzos, a medida que la Luna empiece a obscurecerse será momento de disminuir el ritmo y enfocarnos en terminar lo que tenemos pendiente, es tiempo de poda. Energía buena para rasurarte, depilarte, hacer dietas, ejercicios, bajar de peso, someterse a cirugías reductivas, extraer tumores, limpiar el armario, etc.

Fase cuatro

Energía de finales, reflexión, reorganización, identificación, estrategia, purificar y terminar.

Durante esta fase lunar podemos hacer aquellas actividades que nos cuestan más esfuerzo, es tiempo para terminar todo lo que se tiene pendiente, sirve para limpiar, depurar y cancelar.

Este período es ventajoso para hacer cosas que tengan que ver con la reducción: para comenzar una dieta, pagar facturas, podar arbustos o finalizar una relación. Conforme la luz de la luna decrece, así lo hará todo lo que se comience durante esta fase, periodo para clarificar proyectos o sistemas, perseguir objetivos que se iniciaron durante el cuarto creciente y hacer reparaciones. Es tiempo para madurar y expresarse completamente.

Recomendaciones: Este período es cuando la Luna empieza a acercarse a su período mas obscuro, por lo que es un tiempo excelente para hacer todo aquello que queremos que pase desapercibido, sea discreto, oculto o no llame la atención.

Por ejemplo el desarrollo de una idea que hay que proteger, participar en alguna actividad donde no queremos que se nos vea, relacione o reconozca, la realización de algún trámite o negociación que requiera discreción o simplemente el ejercicio de la reflexión, la privacidad y el silencio.

Share Button

 
Comentarios

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Usted debe ser logged in para dejar un comentario.

 
Curso CDMX 8 y 9 de Julio
¡Hazte Numerólogo!
Módulo 1 de la Certificación en Numerología
+52