Las almas que habitan La Tierra se dividen varios grupos. Dentro de esos grupos sobresale por ser de los más mayoritarios el que las clasifica como: Almas viejas, almas jóvenes y almas nómadas.

ALMAS JOVENES: Son almas suelen ser altamente extremas, y sus vidas son un auténtico torbellino de experiencias. Suelen ser muy egocéntricos y muy competitivos. Se toman su existencia como si fuera la última, están altamente programados y dogmatizados

Se caracterizan por:

  • Pueden ser muy religiosos, pero nada espirituales
  • Tienen una ideología concreta y llevada al extremo.
  • Gozan con actividades que requieran un esfuerzo físico o deportivo más que profundo y espiritual.
  • Están muy apegados a esquemas familiares o sociales, no saben estar solos, por lo que son altamente extremistas y pasan fácilmente del amor al odio
  • No eluden los enfrentamientos directos y suelen repetir frecuentemente los mismos errores.
  • Las almas jóvenes disfrutaran desempeñando cualquier tipo de función que está altamente jerarquizada, son muy materialistas y valoran al resto por lo que poseen.
  • Su búsqueda de conocimientos o de sí mismos es casi nula, se sienten seguros en su zona de confort y no sentirán necesidad de ampliar horizontes a nivel mental o de pensamiento
  • Poco sensibles, entienden el amor o la amistad como una posesión más
  • Procuraran ser siempre el centro de atención y no escatimaran en recursos para lograrlo.

El nivel de consciencia del Alma Joven

Son almas que sienten el peligro por lo cual buscan protección en almas más avanzadas. Busca la autoridad y maestros que le muestren las reglas de la vida. Requieren estructura (gustan de la rutina), se sienten seguros en situaciones controladas. Son firmes en sus creencias y si alguien llega a confrontarlos reaccionan hostilmente. Son obsesivos y pueden llegar a ser muy violentos y abusar físicamente a otros. Ese mal comportamiento es una manera cruda de aprender a sobrevivir en este mundo y es su manera como empiezan a crear su karma.

A estas Almas que no han encarnado demasiadas veces les faltan muchas situaciones por experimentar. Busca su independencia y tiene la habilidad de conseguir sus metas. Pueden ser egocéntricos y competitivos, buscan ganarles a todos. Repiten sus mismos errores y valoran a los demás por lo que poseen. Son temerosos de no volver a la Tierra por lo que buscan volverse ricos y famosos. Su mantra es ‘Sólo se vive una vez’. La gran mayoría de las Almas que habitan este mundo están en este nivel de alma.

Fuente:

Ananda Zata, Eva Almaha

Semillas Solares… Ruben Torres, http://www.formarse.com.ar/
Leer más en www.luzarcoiris.com

Deja un comentario