¿Cómo obtiene el número 7 sus fama de portador de buena suerte?

El número personal 7, y su bien conocida fama de ser portador de buena suerte y fortuna, es un número al que se le asocia con abundancia y buena estrella para infinidad de cosas.

Dentro de la numerología el número 7 se asociado a los grandes compromisos y las grandes responsabilidades que tendremos que enfrentar en la vida, como el matrimonio, la firma de documentos importantes, el aterrizar planes y proyectos visionarios, épocas de aprendizaje y grandes lecciones y momentos de profunda reflexión y análisis para tomar las decisiones más importantes de nuestra vida.

El año personal 7, también habla de momentos de gran profundidad de pensamiento, observación y análisis de las cosas que están sucediendo a nuestro alrededor, en numerología el número 7 te vuelve más consciente de lo que sucede a tu alrededor, no es que tu suerte aumente, es simplemente que estas mas atento a las señales que el universo te envía.

Desde la perspectiva matemática el número 7 es bastante común. Sin embargo, la tradición le ha dado significados especiales.

El 7 es la suma del 3 y el 4. El 3 se considera divino por la relación católica con la Santísima Trinidad y al 4 se le llama número de la manifestación física en alusión a la figura que representa, que es la base de la pirámide considerada la figura mas estable, sólida y firme de toda la geometría. El titulo de mágico se le asigna al número 7 porque representa la suma de lo divino con lo terrestre.

A través del tiempo muchos números han despertado de gran curiosidad y estudio por parte de hombres de ciencia y maestros esotéricos.

Dentro de los números, el que más inquietud y misterio representa para los estudiosos es el número 7, ya que se ha descubierto impreso en forma explícita o de sellos sagrados, señales mágicas y símbolos divinos en muchos libros de gran trascendencia para los seres humanos, como la Biblia, la cábala y La Pistis Sophia entre muchos otros.

Asi que gracias a estos escritos sabemos que son:

  • 7 los pecados capitales (pereza, gula, envidia, lujuria, soberbia, ira y avaricia),
  • 7 los Sacramentos
  • 7 las virtudes teologales (templanza, caridad, humildad, largueza, castidad, paciencia y diligencia),
  • 7 los sabios de la antigüedad
  • 7 las maravillas del mundo.
  • 7 las notas musicales
  • 7 los colores del arco iris (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta),
  • 7 estadios o cielos en la religión islámica
  • 7 chakras en el cuerpo humano para el hinduismo existen
  • 7 muchachos y 7 doncellas de Atenas, como ofrenda para el Minotauro en el laberinto construido por Dédalo

Los enteros positivos como el número 7 constituyen, sin duda alguna, la primera creación matemática del hombre, es realmente difícil imaginar a los seres humanos sin la habilidad de contar, aunque ésta se hallase reducida a estrechos límites.

 

Cuando las antiguas civilizaciones alcanzaron un nivel que les dejaba tiempo libre para reflexionar sobre las cuestiones no cotidianas, algunos pueblos empezaron a especular acerca de la naturaleza y propiedades de los números. Esta curiosidad se desarrolló y dio paso al nacimiento de un cierto misticismo numérico, creándose así la numerología.

1 comentario

Deja un comentario