Es conocido como “El Alfa y el Omega” y el “Número del hombre”

Claves

  • La energía sexual, la Kundalini
  • Travesía del inconsciente
  • Revelación de lo que esta oculto
  • El grial

El número 9 nos invita a meditar sobre la dirección que elegimos dar a nuestra energía creadora; por ejemplo, verificando que el proyecto se sitúa realmente al servicio del alma de luz y no del ego, y, que este último no toma para si lo que concierne únicamente al alma.

También nos convida a celebrar el vinculo de amor que nos une a nuestro cuerpo físico, a escucharlo y respetar sus necesidades verdaderas; y su energía nos ayuda a liberar las frustraciones, los lamentos y las viejas culpabilidades.

Es llamado por los pitagóricos “El Alfa y la Omega”, la eneada, el primer cuadrado de un número impar (3×3=9). También se le ha llamado el número del Hombre, porque su gestación dura 9 meses. Es el único número capaz de “dar vida” a cualquier otro número: 9+1=10=1, 9+2=11=2, 9+3=12=3, etc. Al sumar todos los números de nuestro sistema numérico (1+2+3+4+5+6+7+8+9) se obtiene 45, que sumado da 9, de aquí que se le llame “El Perfecto”, por ser un número que nunca se destruye. Se le asocia con lo material por el impacto que tiene en la psiquis del consumidor cuando se utiliza como doble nueve ($99.99). Algunos lo asocian con mal agüero por ser un 6 invertido, pero de acuerdo con las enseñanzas místicas, éste es el número de las esferas a través de las cuales la conciencia emprende el viaje al nacimiento.

En el Tarot, la novena carta es “El Ermitaño”, o la luz interior. Esta carta representa a la persona que no puede actuar impulsivamente nunca sin consecuencias desfavorables. Debe confiar en la luz del alma y poner su fe en lo Superior. En el sentido más elevado indica que, sin importar la actividad elegida, la vida de la persona puede orientarse a metas espirituales como prioridad, habiendo aprendido a fluir con lo mundano y material. De este llamado hay evidencias según lo indican ciertos signos como el Cristo interno (todos los poderes crísticos ya consumados), la luz de la interioridad (el faro más iluminado de la noche), la cima de las montañas, el amor (como una sabiduría intemporal), representado por “el anciano de los días”.

El noveno cuerpo espiritual es el cuerpo sutil, que tiene la cualidad de la calma. Su frase clave es “maestro o misterio” (impulsividad, coraje, impulso, materialismo, ingenuidad, filantropía, imperativo reflexión).

Total
9
Shares

Deja una respuesta