El número 22 es magnífico, pero exigente. El primer paso es elegir ser sincero, ante todo, contigo mismo. Esto es, quizás, lo más valeroso. 

Claves

  • Atreverse a ser verídico. No mentirse a si mismo ni a los demás.
  • Tomar consciencia de la elección propuesta por las circunstancias
  • Ha llegado el momento de lanzarse en la dirección presentida como justa

Es de gran ayuda para el Buscador de la Verdad interior. Representa esta parte de nosotros que nos alienta a evolucionar, a cambiar e impide que la conciencia se duerma.

Cuando aparece el número 22 significa que nuestra alma pide más claridad en nuestra vida. Nos invita a ponernos en cuestión, a entregar a la Divinidad todas nuestras certezas, nuestras viejas creencias, todo lo que nos limita y no puede franquear el umbral de la Renovación.

De hecho, nos invita a “morir a lo viejo” Esta muerte no es la muerte del cuerpo físico, sino la muerte de lo que nos impide estar realmente vivos y felices. Es la muerte de las viejas costumbres, de los apegos, de los frenos que impiden a nuestra Alma, por fin libre, lanzarse para respirar el Aire puro de la Luz Divina.

Cuando veas un número veintidós delante de ti puede significar que ha llegado la hora de poner en practica todo lo aprendido anteriormente. El momento difícil que atraviesa es una forma de evolucionar, es decir, llegar al siguiente nivel en el área donde se está enfrentando el problema.

La constante presencia de este número también puede ser un símbolo de precaución, de ser más precavidos o comedidos. Ya que el veintidós representa la ambición y la atracción de fuerzas consideradas por muchos como sobrehumanas. Estas fuerzas bien dirigidas pueden llevarte al éxito, pero si no se controlan de manera correcta pueden caer en un desastre total.

El cosmos te quiere decir a través del veintidós que apliques tus habilidades y conocimientos para que logres alcanzar el éxito en tus proyectos o metas, mucho antes de lo que piensas si confías plenamente en ti. Además, puede ser esa señal que necesitas para empezar algo desde cero, es decir, tomar esas ideas que tanto rodean tu mente y convertirlas en una realidad. El veintidós es símbolo de planes e ideales de otro nivel.

En la cábala el número veintidós habla del regreso, de quien regresa luego de caer y continúa su camino, sin dejarse vencer por los obstáculos o dificultades. En el plano espiritual, enigmático ante las leyes etéreas; en el plano mental, por su credulidad, osadía y temeridad puede entrar en momentos o períodos de ignorancia, error y peligro; en el plano físico, puede ser imprudente, extravagante, vanidoso y sufrir de delirios de grandeza.

El axioma trascendente para el veintidós es “En su secreto no entra mi alma, ni en su puerto mi navío”, es decir, los problemas o situaciones de otros no te afectan a ti.

Deja una respuesta

Selecciona tu moneda
USD Dólar de los Estados Unidos (US)
x Logo: Shield Security
Este Sitio Está Protegido Por
Shield Security