Es el objeto de todas las búsquedas, esplendor de todos los esplendores. Es la casa original, la cuna de nuestra alma, sea cual sea el nombre que se le dé. Es la sustancia misma de la Madre Divina, la trama que sostiene los universos y los mundos.

Claves:

  • La Casa, “volver a casa”
  • La acción de bendecir
  • La trama de creación
  • Los arcanos del tiempo
  • Las Nupcias Místicas

El número 2 nos transmite un mensaje magnifico, nos invita a contemplar una situación con el ojo de la inteligencia, que no se deja engañar por las apariencias. Nos enaltece en la consciencia soberana de la unidad.

Según la cosmogonía, el número dos representa la dualidad (díada). Alude al par de opuestos (día y noche, frío y calor, varón y mujer, etc.) ya que la unidad se ha dividido y uno estará opuesto al otro. El dos es el primer número que rompe con la unidad divina, por lo cual la malicia y el engaño constituyen su sombra. Implica la chispa de la creación, el germen de la vida.

La segunda carta del Tarot es “La Sacerdotisa”, que representa la cooperación. La Idea (función del Mago) se introduce en el subconsciente, que viene a ser La Sacerdotisa, como una semilla, la cual está llamada a fructificar a través de la Imaginación Creativa (La Emperatriz). La persona dos posee un conocimiento profundo e innato que la habilita para penetrar intuitivamente los enigmas de las cosas, lo cual le confiere un poder que es independiente de su apariencia externa. El mundo de la Subconsciencia es la entidad espacial receptora de toda siembra y la virtud de amar espiritualmente y desde el fondo.

“En la danza de amor del tiempo y del espacio, los límites se borran y revelan la eternidad de tu Ser”

Pregúntate:

¿Quieres volver a vivir con plenitud tu verdadera esencia? El Universo a través del 2 te reconectara con tu alma

Deja una respuesta