Número de la Pareja (B)

La sinastría o compatibilidad numerológica, es la combinación de las energías numéricas del nombre y fecha de nacimiento de dos personas para obtener información de los puntos de contacto entre ellos. A través de los números podrán comprender dónde se podrían presentar fricciones o puntos de atención y dónde habrá mayor armonía y éxito en su relación.

Aclarando que no hay combinación alguna que de cómo resultado solo cosas amorosas, armoniosas y positivas, podremos entender que las relaciones que tendremos a lo largo de nuestra vida tendrán un propósito, una enseñanza y un aprendizaje, que nos ayudara a crecer y evolucionar como personas.

El estudio de la compatibilidad numerológica se aplica al plano de cualquier tipo de relación humana, y es especialmente útil en las relaciones amorosas.

¿Qué vienes a aprender con tu pareja?

Como personas individuales tenemos nuestro propio Pináculo Personal que define en forma específica y puntual, todas aquellas lecciones que venimos a trabajar en este plano con todas las personas con las que estaremos emocionalmente vinculados. Entonces cada una de las personas que se presentan a lo largo de nuestra vida tienen de una forma u otra, la tarea de servirnos de maestros, así que cuando alguno de estos maestros llega a nuestras vidas, será porque es el preciso momento en el que tendremos que tomar la lección que nos viene a enseñar: Lecciones de amor propio, valentía, construcción comprometida, formalidad, libertad, sanas vinculaciones, valoración, etc.

Partiendo del hecho de que «El maestro aparece cuando el alumno está listo», y de que «La lección estará activa en nuestra vida el tiempo que tardemos en aprenderla» podemos deducir que a lo largo de nuestra vida habrá personas que se queden por un instante, una temporada o la vida entera.

Pareja Número 22

Excelente combinación, una pareja triunfadora, exitosa, productiva y comprometida con buscar beneficios propios y para la sociedad en la que viven, trabajarán juntos con alegría y dando lo mejor de si.

Las fortalezas combinadas de ambos ayudan a compensar sus debilidades individuales, y juntos forman un equipo sólido y satisfactorio. Esta pareja asume todo tipo de riesgos (físicos, emocionales y espirituales) para, a continuación, pasar al siguiente gran reto, sin dejar de lado la exploración del compromiso y el poder emocional.

Su fuerza hace que estén impulsados por una fuerte determinación que no está al alcance de otros mortales. Aprenderán a nadar por encima, por debajo o alrededor de cualquier obstáculo, los dos tienen el potencial de hacerlo muy bien en lo que se refiere a asegurarse un futuro material cómodo y estable.

Ambos son sumamente ambiciosos y dan gran importancia a los logros en el mundo real. Los dos tienden también a poyar a la pareja y es muy probable que ambos unan fuerzas en un proyecto común, en cuyo caso las probabilidades de éxito son muy elevadas.

Esta combinación puede ser una de las más fogosas de la escala numérica, se sienten poderosos, seguros de si mismos, abiertos y exitosos, y esto lo reflejan en su intimidad.

Esta relación maneja mucho la franqueza prefieren ser directos y abiertos. Por lo que en ocasiones podrá verse como una combinación bastante difícil.

Ambos podrán caer en la lucha por el liderazgo en los asuntos conjuntos, por lo que tendrán que negociar el rol que le tocará desempeñar a cada uno y ver cuál de los dos prefiere ser el apoyo y dejar al otro protagonizar el espectáculo, a cambio de la protección que este deberá ofrecer.

Crear y cultivar es muy natural para los dos no sería raro que amasaran una fortuna, aunque no hay ninguna garantía. No obstante, no hay que esperar que nada sea fácil. Ambos tienden a esconder sus sentimientos y a ejercer un total autocontrol ante cualquier situación, algo que pareciera hacerlos ver como fríos, distantes o desinteresados en relación al otro.

Los sueños se pueden hacer realidad, pero sólo a la antigua. El trabajo duro y la dedicación al otro y a los objetivos comunes traerán, finalmente, grandes recompensas, y al ser esta una unión 22 vibración maestra, además estarán obligados devolver a las sociedad algo de lo mucho que reciben desarrollando o construyendo algo que genere beneficios a muchos.

Puesto que están tan seriamente centrados en todos los aspectos de la vida, pueden fracasar a la hora de disfrutar el día a día tal como viene.

Ambos deberán aprender la técnica de entretenerse juntos o la monotonía e, incluso, el aburrimiento podrían entrar en la relación.

Aprendizaje: Esta relación puede terminar en una batalla campal de lucha de poderes y egos sin límites, deberán estructurar una mecánica que les permita en forma independiente destacarse y obtener sus propios reconocimientos. De lo contrario la pareja podrá estar que arde durante días antes de estallar en un furioso volcán.

El control es otro de los temas claves para concientizar, puede volverse una pareja muy posesiva y celosa, si no ponen cuidado y buscan la comunicación y el dialogo sincero y claro, pronto enfrentarán la pasión dominante e intensa de ambos lo que será difícil de soportar y tenderán a huir.

Ambos deberán buscar un terreno común a partir del cual llegar a un conocimiento mutuo a largo plazo, por lo que es importante mantener las líneas de comunicación abiertas. Para evitar confusión y malentendidos, tendrán que reservar tiempo todos los días para conectar.

Pueden surgir algunos roces por ser demasiado prácticos y metódicos y olviden por completo incluir las emociones en sus elecciones. Sin embargo, nada que no se pueda superar con un poco de paciencia.

El éxito de esta pareja 22

La energía 22, se asocia a la constante búsqueda del ‘Amor constructivo y elevado’, puede darles una gran tendencia a que por medio de su relación logren fusionar su ambición de éxito, riqueza y poder con el altruismo y la grandeza al servicio de un bien colectivo mayor, usando en colaboración con el otro su capacidad de realización, conocimiento, energía y poder de forma constructiva al servicio del espíritu. Sin embargo las crisis estarán a la vuelta de la esquina. Deberán evitar la tendencia a dejarse controlar y manipular en cada situación, buscando objetivos firmes y reales que les aporten equilibrio y establezcan la realidad de las cosas, de lo contrario podrían ir a la deriva con su alto grado encierro emocional.

Actitudes destructivas de la Pareja 22

La energía 22, habla de una pareja a la que el éxito material le importa mucho, con grandes aires de superioridad, en busca constante de la perfección y la excelencia en todo y en todos, y que terminan por volverse demasiado exigentes y dominantes con el nivel de conducta que demandan dentro de la relación. Quieren ante todo ascender a niveles más altos de influencias por lo que podrían exponerse a contactar con personas que deseen utilizar sus influencias y sacar provecho de su posición en la vida. Esta relación muy pronto se puede tornar determinante, donde a un todo o nada, sí o no, blanco o negro, ahora o nunca.

 

 

 

 

Deja un comentario