Eres una pareja 9:

Si al sumar solamente el día de tú nacimiento más el día de nacimiento de tu pareja, el resultado convertido a un dígito es igual a 9.

Pareja número 9

Es una pareja sumamente idealista, imaginativa, soñadora y con mucha sensibilidad, se brindarán una entrega total cargada de una gran profundidad de sentimientos y pasión por ampliar siempre sus horizontes y buscar el lado filosófico de la vida, generalmente llegan a destacarse como pareja o a atraer de cierta manera los reflectores hacia ellos.

Tienen la tendencia de intentaran salvar el mundo, la defensa del oprimido o del medioambiente. A través de sus búsquedas culturales, viajes y logros académicos, serán una pareja que sea reconocida o alcance un grado de fama o popularidad en el medio. donde se desenvuelven.

Son muy extrovertidos, sociables y disfrutan apoyarse mutuamente en situaciones de crisis o para hacer realidad sus ideales. El modo en que cada uno cubre las carencias del otro es el pilar principal de la relación.

Será necesario recordarse mutuamente los sueños y objetivos que quieren lograr juntos. La paciencia y la comprensión cuando la pareja necesita un descanso para hacer sus propias cosas son esenciales.

La compatibilidad es muy buena aunque sobre todo desde el punto de vista de compañerismo y actividad social. fluirá una actitud comprensiva, y disposición amigable y disfrutará teniendo una pareja en la que puede confiar.

Esta unión se da para aprender importantes lecciones de vida kármica acerca de creer en cosas que no se pueden ver como el valor de equilibrar su vida espiritual con el sentido práctico de su existencia diaria.

Aprendizaje como pareja:

Tenderán a querer controlar cada movimiento del otro, así que cuando no están juntos, la relación puede volverse dramática si no saben decir lo que cada uno necesita y siente y no establecen ciertos tiempos y espacios para estar solos, si no lo hacen terminarán ignorándose mutuamente.

Esta unión tiene una gran tendencia a tomarse las cosas muy personales, siempre estarán pensando que no son lo suficientemente buenos para el otro. Por lo que frecuentemente ejercerán una sobreprotección o sobre control sobre el otro lo que se podría tornar asfixiante.

La necesidad de sentirse útil y apreciado por el otro puede conducirlos a olvidarse de sus propios intereses y desvivirse por atender las necesidades del otro lo que podría ser emocionalmente desestabilizante.

El problema es ambos buscan un compañero y un amante de ensueño y demandan una atención constante del otro, y es difícil lograr ambos objetivos fácilmente. Lo ideal es que encuentren una causa en la que ambos crean y sean capaces de trasladar la búsqueda de sus ideales en algo externo a la relación, así evitaran sentirse desilusionados o defraudados por el otro.

Deja un comentario