Números dominantes (triplicidad)

Es el resultado de la suma de 3 números negativos iguales, por lo tanto, si alguno de los números negativos en nuestro pináculo, aparece 3 veces, indica que es una de las energías más fuertes a superar, por lo que estará representando uno de los mayores retos a superar para alcanzar plena realización en tu vida.

Triplicidad: 9

La triplicidad 9, está asociada directamente a la figura del “padre” y a la función de amor incondicional y aceptación que este debió cumplir para ti desde tu percepción, generalmente habla de la sensación de no ser visto por el padre de la forma en la que se necesitaba ser visto, debido a que el rol de papá se encuentra ausente, desentendido, distante, inexistente, etc. Muchas veces el padre está presente en la familia, pero por alguna razón tu sientes que no te pone la atención que necesitas, otra variante de la triplicidad 9 es la sobreprotección exagerada de la figura paterna hacia ti, tanto que termina anulándote y dejándote inadecuado para poder defenderte en el mundo material por ti solo. En suma esto se traduce a crecer bajo la perspectiva de un no sano acompañamiento emocional como niño donde aprendieras a establecer tu propia valía, sanas limitaciones y sanos cuidados y esto trastornó tu relación con la forma de pedir y recibir amor y reconocimiento del mundo. Que está directamente ligado a una distorsión en la necesidad de amor, valía, merecimiento, notoriedad y la atención y reconocimiento que necesitas que los demás te den. Ambos serán temas centrales a conscientizar a lo largo de tu vida.

En la mayoría de los casos en que hay un 9 en la triplicidad del Pináculo, el padre no asistió mínimamente en lo emocional y sólo en algunos casos sobreprotegió, lo cual es peor que lo otro.   La distorsión de la figura paterna es preponderante para esta triplicidad 9. Como niño se vivó algún tipo de experiencias emotivas muy fuertes para su edad como: pérdidas, ausencias, decepciones, desilusiones o un marcado resentimiento o anhelo de ser visto por el padre, se sobrelleva una relación no digerida con el padre, la tiene atragantada, porque se fue y lo abandonó o porque es el mejor hombre del mundo y no termina por alcanzarlo, de cualquier forma el niño termina siendo anulado.

Puede al mismo tiempo marcar una vida en extrema sobreprotección, donde existe exagerada atención a sus necesidades por parte de la familia, por lo que no se le habilita para ejercer su autosuficiencia, crecer y madurar. Las personas con primer etapa de realización 9, pueden tener tendencia a anularse, ya que están deshabilitados para desarrollarse no hay ejemplo de padre o por ausencia o porque lo sobreprotegieron dejándolos emocionalmente dependientes e imposibilitados para saber lo que quieren.

La triplicidad 9 te ancla a vivir dentro de una crisis existencial agobiado por tu pasado, tus apegos llenándote de rencor, resentimientos e ira donde las cualidades humanitarias del número 9 son superficiales o inexistentes. Deberás cuidar la gran necesidad que tienes de darte y brindarte sin límites a todos los demás, muchas veces exponiéndote a fuertes desilusiones y desengaños.

Gran tendencia a ver por los ojos del sobreprotector, como el perro que hace la pirueta para que le den la galleta, y queda así impedido para crecer en su necesidad de libertad e independencia. No saben identificar sus deseos ya que viven a través de los deseos de sus protectores. Deberán terminar de crecer y trabajar en su autosuficiencia, de lo contrario la vida les irá presionando hasta que lo hagan.

Características del comportamiento de la persona con realización de vida 9:

  • Tendencia a ausencia, desapego o poca valoración por parte del padre, este será el gran ausente emocional en la vida de esta persona.
  • Puede dar personas muy exitosas en muchas áreas de su vida pero que sufrirán desilusiones o inestabilidad en sus relaciones emocionales
  • Sensación de no ser aceptado o amado como la persona necesita.
  • Carencia de amor propio lo que hace que escojan parejas que no saben amar, con las cuales pueden crear codependencias.
  • Suelen ser los grandes dadores de los números, ya que tienen un terrible miedo no ser aceptados o abandonados. Se entregan sin límites.
  • Estarán expuestos a ser muy destacados y notados en lo que hacen durante esta etapa.
  • pasar inadvertidos por el exceso de sobreprotección que reciben de los padres y que los inhabilita para crecer y madurar y poder ejercer la autonomía en su vida.
  • Puede dar personas obedientes, sumisas y complacientes a los deseos de su protector (padres, pareja, hijos, amigos, etc.)

Situaciones a las que se verá expuesto.

  • Tendencia a dar para recibir, sin la precaución de poner límites.
  • Tendencia a estar anulado o vivir bajo la triplicidad de otra persona por la necesidad de ser reconocido y aceptado.
  • Se adquiere la ambición necesaria para trazar un plan y conseguir tus fines en base a tu madurez y autosuficiencia.
  • Indica paciencia, reflexión previa sobre lo que se está haciendo, para no hacer una mala valoración. También indica soledad ante el problema o la circunstancia.
  • Puede dar períodos donde la persona está sola y aislada y no cuenta con nadie para guiarla o acompañarla.
  • En el amor suele ser período de soltería, ganas de estar solo, en algunos casos indica viudez o pérdida de la persona amada.
  • En el mejor de los casos indica prestigio, fama, reconocimiento y un período de brillo y reflectores donde tus talentos serán vistos y apreciados por los demás

Recomendaciones para resolver la Triplicidad 9

Necesitan trabajar en la construcción de la autosuficiencia e independencia total de todos los lazos que te limitan, especialmente los vinculares, ver por lo que amas, más allá de si les gusta a los otros o no. Desapegarte de la necesidad de ser reconocido, aplaudido o valorado en intercambio por lo que haces o das a los otros. Aprender a dar sin recibir, sin esperar. Elevar tu alma y tu espíritu sobre lo material, buscar que este aspecto sea solo un medio más no el fin último de tu búsqueda.

Deberán encontrar cuáles son tus verdaderos deseos y actuar lo necesario para lograrlos por ti mismo, para eliminar las consecuencias que dejaron en ti la sobreprotección o las fuertes y conflictivas experiencias emotivas vividas en esta etapa, que te han impedido salir al mundo a buscar tu propio lugar.