Números ausentes

Son las energías numéricas que no aparecen en los números de tu Pináculo. Por lo que tienden a ser energías que se disparan y expresas sin control: Extremadamente presentes o en Ausencia total.

Son importantes porque generalmente corresponden a una cualidad o herramienta que te hace falta y para la cual no estas habilitado en forma efectiva, es decir, se te sale de las manos, no sabes cómo enfocarla o dirigirla en forma exitosa. Así que durante el transcurso de tu vida puede representar un obstáculo, por lo que tendrás que hacerlas conscientes para irlas adquiriendo e incorporando a tus fortalezas.

Número Ausente (T): 4

No tener cuatros en tus números puede indicar tendencia a la dispersión; que puede llevar a falta de concentración. Generalmente la obtención de la estabilidad, solidez y firmeza en la vida tomará un gran esfuerzo o no se logrará de forma continua, genera indisciplina y desorden, competencia desleal, puede perder mucho tiempo en la operación y caer fácilmente en malos manejos de su economía. Además pierdes vigor y estas poco inclinada a persistir en los esfuerzos y labores físicamente duros. Pereza y pérdida de disciplina pueden impedirte la realización de tus objetivos.

Recomendaciones: Deberás desarrollar mayor conexión a lo terreno, buscando un acercamiento realista a la vida y aprender a finalizar y completar un proyecto antes de tomar algún otro. Puedes ser una persona con mucho conocimiento abstracto pero poco conocimiento práctico. Frecuentemente serás el que termine haciendo todo el trabajo, el no traer la energía 4 en tus números te hace dudar de las capacidades de los demás para concretar las cosas en las que te has comprometido, así que obsérvate detenidamente para que no termines haciendo el trabajo de todos.

Enfócate en desarrolla alguna herramienta que te dé habilidades prácticas, orden y organización en tus tiempos y recursos, como manejar planes de acción, agendas, programas de trabajo o seguimiento de tus metas, podrías además llevar registros de gastos o cualquier otra forma de asegurar la buena administración de tus recursos.