La Numerología ... Una brújula para guiar tu vida

Karma del número 16

Karma del número 16

A este karma, se le conoce como “karma de los sueños destrozados”. Representa una deuda por anteriores relacione ilegítimas. Cuando se presenta vemos como la persona pasa siempre por lo mismo.

Sólo debe desear algo para que cuando lo está por alcanzar o lo alcanzó, lo pierda, se le vaya, se le rompa, como si fuera agua que se escurre entre sus manos. Aman para perder, ascienden para caer. El pago de esta deuda estará dividido en dos aspectos fundamentales: fe y optimismo. Deberá destruir el orgullo, la ignorancia y las malas acciones de otra encarnación, pues por haber vivido en forma egocéntrica solo creo su propia ruina. Cuando se entiende la verdadera razón de la voluntad, se aprende lo correcto.

Deberá tener fe en sí mismo –la cual carece- y optimismo al enfrentar la vida. Las cosas que les suceden son para probar su actitud en este sentido.

Cuidado, muchas veces confunden optimismo con la fuerza de voluntad, pues una cosa es seguir adelante a pesar de todo y otra muy distinta es entender que cuando algo malo pasa es porque viene algo mejor y disponerse con optimismo a recibirlo.

Es un karma muy notorio, la persona que lo tiene se identifica inmediatamente con la pérdida de sus sueños y de las cosas más queridas, rápidamente lo reconoce y acepta además su falta de fe en si misma y de optimismo o de alguna de estas dos cosas, lo cual hace que no pueda cortarse el efecto de este número.

Este número contiene adversidad, desgracias, accidentes, trastornos de planes; nos habla de relaciones amorosas ilegitimas, amistades falsas, ilusiones que no se cumplen, pérdida de fortunas, fama y poder. Amará y perderá, ascenderá y caerá. No deberá vivir esta encarnación aferrado a lo material, sino trabajando las virtudes positivas y espirituales que contiene el dígito simple número 7.

Conoce más sobre los Números Kármicos

Share Button

 
Comentarios

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Usted debe ser logged in para dejar un comentario.