La Numerología ... Una brújula para guiar tu vida

Karma de Pareja 3 (A)

Karma de Pareja 3 (A)

Calcula tu número de Karma de Pareja (A)

¿Qué fue lo que dejaron pendiente de resolver en sus vidas pasadas?

El Número del Karma de pareja identifica las lecciones específicas que tendrán que aprender juntos antes de alcanzar el siguiente nivel espiritual. Esta vibración les habla de las tareas asignadas que como pareja no lograron desarrollar en sus otras encarnaciones, por lo tanto siguen pendientes de resolver, por lo que pueden llegar a convertirse en uno de los detonadores más grandes de diferencias y discusiones dentro de una relación.

¿Cuál es la herida que venimos a sanar juntos?

Ni nosotros ni nuestra pareja somos personas perfectas, ni terminadas, según la Ley de correspondencia también conocida como Ley de Afinidad, lo afín atrae a lo afín. Lo negativo a lo negativo; lo positivo a lo positivo. Los iguales se atraen. Es por esta misma ley que solemos atraer a nuestra vida a personas y acontecimientos en nuestra misma vibración, nivel de crecimiento evolutivo, correspondencia o afinidad. Si identificamos esta vibración y la resolvemos correctamente nos ayudará a entender y sanar muchos problemas y a evitarnos otros, así como también sufrimientos vanos.

“Ninguna de nuestras parejas es un desconocido”

El número del karma / Herida dentro de la Sinastría Numerológica de pareja identifica el aspecto que no vemos en nosotros mismos, por lo tanto no lo resolvemos, necesitamos que se nos revele por medio del maestro llamado “pareja” (Padre, hermano, amigo, socio, compañero, etc.)

El Número de karma establece las condiciones bajo las cuales la pareja regresará a la vida e implica la primera batalla que tendrá que enfrentar. Generalmente representará el cumulo de una lucha continua con la falta de aceptación de nuestros propios conflictos queriendo siempre endosarlos y culpar al otro, en lugar de asumir la cuota de responsabilidad personal. La relación de pareja muestra los fantasmas enterrados en la psiquis, los cuales permanecen como sombra de las relaciones no sanadas con los padres, la familia de origen o primer grupo de conexión emocional.

Número de Karma de pareja 3 (A)

¿Amamos o anhelamos relaciones que nos estimulen?

Esta vibración indica que juntos vienen a trabajar fuertemente el tema de la “comunicación y expresión” y que deberán aprender a ponerle verdadera atención a estimular efectivamente la seguridad, la cercanía, la validación y el entendimiento. La forma más exitosa que existe para acercar una relación se llama intimidad, como un proceso donde ambas partes están plenamente presentes en igualdad de circunstancias y abiertas al otro.

El Número de Karma 3 te dice que la pareja no ha entendido aun la forma de establecer una sana comunicación que los acerque a una profunda intimidad, a tocar temas importantes en lugar de centrarse en temas superficiales que los alejan de establecer raíces sólidas, Esto significa que tendrán que bajar la guardia y realmente escuchar a la otra persona y demandar su propio deseo de ser escuchados. El miedo de la pareja con karma 3 se enfoca en dos aspectos principalmente, el del reconocimiento y el del autosostenimiento.

EL talón de Aquiles de esta pareja se centran en la falta de entendimiento de las necesidades de cada uno con relación al otro, es como si se hablara en dos idiomas diferentes, provocando malos entendidos, discusiones, argumentaciones y malestar alrededor de la unión. Esto generalmente se asocia a que fácilmente se pueden estancar en tres diferentes tipos de modelos de vínculo: Padres, adultos o niños. El tema es que alguno de los dos o ambos temen asumir una relación de “adulto a adulto” evadiendo su propio sostenimiento dentro de la pareja y cayendo en alguno de estos 3 diferentes roles:

Modelo de Padre: (Yo te sostengo): Uno de los dos asumen la autoridad, la parte moral, la disciplina y es el que rige y corrige. Se la pasan observando a su pareja y empiezan a disciplinarla de las cosas que según ellas no fueron correctas, tomando el papel de padre o madre, pero nunca el rol de pareja. Regaña, disciplina y señala lo bueno o malo del comportamiento del otro.

Modelo de Niño: (El otro me sostiene) Uno de los dos asume comportamientos o pensamientos con características inmaduras, o infantiles, es vulnerable, dependiente, frágil. Tiende a no escuchar y a negarse a enfrentar las situaciones, suele escaparse o cerrarse a cualquier discusión. Necesita ser cuidado o guiado por el otro, así como dirigido, disciplinado, etc. Como no asume el vínculo desde un estado adulto no asume la responsabilidad de formalizarlo.

Modelo de Adulto: (Nos sostenemos sin necesidad del otro) Nos comunicamos de igual a igual estableciendo un equilibrio, la relación es saludable y han aprendido a establecer el vínculo de la comunicación de adulto a adulto. Resuelven sus problemas y dirigen las situaciones de una manera lógica, sensata y coherente, apoyándose en una excelente comunicación y entendimiento.

El Número de Karma 3 nos dice que tu capacidad de comunicación constructiva puede ser muy buena, pero tu problema reside en integrarla de forma efectiva a las cosas productivas estructuradas y formales de su vida cotidiana en pareja. Esta vibración también puede indicar falta de compromiso e iniciativa, pérdida de tiempo y dispersión de sus talentos en actividades poco productivas.

Tarea Pendiente: Evolucionar su relación a un modelo que se integra de adulto a adulto dejando de lado el rol Padre-hijo que generalmente juegan. Trabajar su falta de seguridad y el efectivo desarrollo de su capacidad de expresión y entendimiento, para evitar quedarse en una relación superficial, poco profunda y sin raíces que sostengan un futuro. Aprender a dejar de exagerar su necesidad de dominar la conversación y ser el centro de atención generando la falta de expresión del otro dentro de la pareja.

El amor no se puede controlar es energía, es sentimiento. El dinero no puede comprarlo. El contacto sexual no lo garantiza. Bajo la influencia del Karma 3 el amor debe concebirse de una manera íntima, armoniosa, gozosa, libre, exaltando la espontaneidad de cada uno dentro del vínculo, activando el sentido de la comunicación y expresión de ambos, alejándonos de la enorme necesidad de querer dirigirle la vida al otro, conductas críticas, posesivas, celosas y dominantes hacia nuestro compañero de vida en el vínculo.

Recomendaciones: Entender en su relación de pareja, que aunque hay ciertas cosas que deben cambiar para establecer una buena convivencia, lo que es su esencia personal no puede ni debe ser cambiado.

Un ejemplo de eso sería cuando se empeñan en que el otro comparta sus intereses a costa de los suyos, a sabiendas que eso le hace infeliz. Deberán estar alerta a cuando uno de los dos o ambos luchan por querer imponer la propia forma de ver la vida estableciendo sus propios conceptos, creencias, aspiraciones, gustos, etc. al otro y olvidando que la relación de pareja es una relación en que ambas opiniones cuenta y que debe encontrarse un punto de equilibrio donde ambos puedan aportar sin ser aplastados.

Bibliografía:
  • RISO, WALTER. ¿Amar o depender?. Granica, Barcelona, 2007.
  • BLANDON MONTES, CHIQUINQUIRA. Manual para desenamorarse.Medellin: ediciones gráficas, 1995.
  • https://transformandoelinfierno.com/2011/06/28/las-relaciones-codependientes-amamos-o-dependemos/
Share Button

 
Comentarios

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Usted debe ser logged in para dejar un comentario.