Vibración energética 6

La palabra Amén tiene su origen en el verbo hebreo AMAN y su significado puede explicarse como: “ Estar apoyado sobre una roca firme con la certeza absoluta que no se moverá”

La vibración del número 6, impregna a esta palabra de un gran sentido del idealismo, responsabilidad, justicia y verdad.
Su sintonía emana una sensación de seguridad, protección, fidelidad y lealtad, es por eso que decir amén al finalizar una oración o como aceptación de alguna idea o frase, proclama que se tiene por verdadero lo que se acaba de decir.

La numerología establece que la energía del número personal 6 proviene de la asociación de lo humano con lo divino, esta energía es el resultado de la elevación de la condición humana hacia los niveles superiores de la conciencia divina, por ende, esta vibración cuando se manifiesta en su mayor expresión genera los procesos creadores en el plano físico.

El nombre número 6 representa la fuerza divina. La héxada, expresada en la armonía y belleza de la Naturaleza, representa la creación del mundo, la perfección de las partes. Particularmente sagrado en los círculos órficos, simbolizaba entre ellos el matrimonio y se representó mediante dos triángulos, que hacían alusión a lo femenino y a lo masculino. Desde entonces se le considera el símbolo del Amor. Uno de sus signos místicos es la estrella de seis puntas o “Sello de Salomón”, también llamada “Estrella de David”. El seis es un número equilibrado que puede dividirse en partes iguales, indicativo de equilibrio y salud.

2 comentarios

Deja un comentario