Las almas que habitan La Tierra se dividen varios grupos. Dentro de esos grupos sobresale por ser de los más mayoritarios el que las clasifica como: Almas viejas, almas jóvenes y almas nómadas.

ALMAS NÓMADAS: Son aquellas que encarnan en la Tierra con un propósito concreto, tienen sus capacidades despiertas, de forma consciente. Así que una vez que concluyen su tarea aquí en la Tierra, vuelven a su lugar de origen y no encarnan en este planeta nuevamente.

Se caracterizan por:

  • Ser seres que no tienen arraigo aquí, por lo tanto desde niños es fácil que digan que sus padres no son sus padres, que éste no es su mundo o que vienen de la Galaxia X, por ejemplo.
  • Son seres muy despiertos e inteligentes y no se sienten a gusto en ciertos ambientes y rápidamente son etiquetados como bichos raros.
  • Sienten una perpetua añoranza que se irá calmando según vayan descubriendo su misión. Desde niños no encajan con sus compañeros ni con el entorno.
  • De adultos terminan por recordar quiénes son y cuál es su camino, tienen una alta espiritualidad y se centran básicamente en ese tema, creando pocos vínculos.
  • Se sienten muy atraídos por todo lo alternativo, tanto en ciencia como en medicina, son vanguardistas y les atrae el arte y todo lo que tenga que ver con la filosofía.
  • Saben cómo funcionan las energías y contactan con conciencias superiores.
  • Finalmente, son conscientes de que cuando finalicen su tarea no volverán; por ello muchos no forman familias, ni tienen descendencia.
  • La gran mayoría de ellos prefieren pasar desapercibidos y vivir en el anonimato, centrados y conscientes del papel que deben desempeñar.
  • Muchos de ellos son etiquetados como índigos o cristal por sus capacidades y su falta de velo, pero la gran mayoría de ellos prefieren pasar desapercibidos y vivir en el total anonimato, centrados y conscientes del papel que deben desempeñar.

El nivel de consciencia del Alma Nómada

Almas que vienen con un propósito en concreto, no acumulan karma. Cuentan con capacidades que los humanos comunes no poseen conscientemente. Estas almas nómadas una vez concluyen su tarea, vuelven a su lugar de origen y no vuelven a encarnar en este planeta.

Son seres inteligentes, no están a gusto en ciertos ambientes por lo cual los etiquetan como ‘raros’. Sienten un casi perpetuo anhelo insaciable que se irá calmando según vayan descubriendo su misión.

Tienen facilidad para manejar las energías y contactar con las conciencias superiores. Finalmente son conscientes de que una vez finalicen su tarea no volverán, por ello muchos no forman familias, ni tienen descendencia. Prefieren pasar desapercibidos y vivir en el total anonimato, centrados y conscientes del papel que deben desempeñar.

Fuente:

Ananda Zata, Eva Almaha

Semillas Solares… Ruben Torres, http://www.formarse.com.ar/
Leer más en www.luzarcoiris.com

Total
27
Shares

Deja un comentario